Marcos 1:3 "Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; Enderezad sus sendas."
Marcos 1:3 "Voz del que clama en el desierto: Preparad el caminodel Señor; Enderezad sus sendas."
FEBRERO 2013 ENSEÑANZAS DE LA VOZ

CODIGO DE ESTHER DESCIFRADO. IMPACTANTE PROFECIA QUE SE ENCONTRO EN EL LIBRO DE ESTHER

ESTHER PROFECÍA DE LOS "10 hijos de Amán"
En el libro de Ester, encontramos la historia de Amán, un hombre que odiaba a los Judíos y trató de exterminarlos. Este odio surgió porque Mardoqueo, un Judío, no le rendia homenaje o se inclinaba ante Amán, un alto funcionario del imperio persa. Pero en lugar de tomar venganza en Mardoqueo solamente, Amán procuró destruir a todos los Judíos en todo el reino persa.
Para lograr esto, persuadió al rey Asuero de Persia a emitir un decreto para aniquilar a todos los Judíos en las provincias persas, jóvenes y viejos, mujeres y niños. Esther, la esposa del rey Asuero, fue una Judía prima de Mardoqueo, quien la había criado. Ella le dijo al rey Asuero que Mardoqueo, quien la había protegido antes, era quien había denunciado una conspiración en contra del rey, y que era su pariente. Ella también le dijo al rey que el plan malvado de Amán estaba en contra de su pueblo, y suplicó al rey para que los Judíos pudieran defenderse. El rey Asuero colgó a Amán en la horca que él había destinado para Mardoqueo, y permitió a los Judíos en cada ciudad reunirse y protegerse a sí mismos contra los que trataban de acabar con ellos.
Ahora vamos a retomar la historia en el capítulo 9 de Esther:

1En el mes duodécimo, que es el mes de Adar, a los trece días del mismo mes, cuando debía ser ejecutado el mandamiento del rey y su decreto, el mismo día en que los enemigos de los judíos esperaban enseñorearse de ellos, sucedió lo contrario; porque los judíos se enseñorearon de los que los aborrecían. 2Los judíos se reunieron en sus ciudades, en todas las provincias del rey Asuero, para descargar su mano sobre los que habían procurado su mal, y nadie los pudo resistir, porque el temor de ellos había caído sobre todos los pueblos. 3Y todos los príncipes de las provincias, los sátrapas, capitanes y oficiales del rey, apoyaban a los judíos; porque el temor de Mardoqueo había caído sobre ellos. 4Pues Mardoqueo era grande en la casa del rey, y su fama iba por todas las provincias; Mardoqueo iba engrandeciéndose más y más. 5Y asolaron los judíos a todos sus enemigos a filo de espada, y con mortandad y destrucción, e hicieron con sus enemigos como quisieron. 6En Susa capital del reino mataron y destruyeron los judíos a quinientos hombres. 7Mataron entonces a Parsandata, Dalfón, Aspata, 8Porata, Adalía, Aridata, 9Parmasta, Arisai, Aridai y Vaizata, 10diez hijos de Amán hijo de Hamedata, enemigo de los judíos; pero no tocaron sus bienes. 11El mismo día se le dio cuenta al rey acerca del número de los muertos en Susa, residencia real.

12Y dijo el rey a la reina Ester: En Susa capital del reino los judíos han matado a quinientos hombres, y a diez hijos de Amán. ¿Qué habrán hecho en las otras provincias del rey? ¿Cuál, pues, es tu petición? y te será concedida; ¿o qué más es tu demanda? y será hecha. 13Y respondió Ester: Si place al rey, concédase también mañana a los judíos en Susa, que hagan conforme a la ley de hoy; y que cuelguen en la horca a los diez hijos de Amán. 14Y mandó el rey que se hiciese así. Se dio la orden en Susa, y colgaron a los diez hijos de Amán.

En recuerdo de esta gran victoria judía sobre sus enemigos, los Judíos han celebrado la fiesta de Purín anualmente por más de 2.000 años.
La petición de Ester para que los 10 hijos de Amán fuesen ahorcado parece bastante inusual, ya que los hijos de Aman ya habían sido asesinados. Dr. Moshe Katz aborda esta petición en su libro, Computorah:
. . . Los diez hijos de Amán ya habían sido asesinados, ¿por qué molestarse en colgarlos?

En los escritos de los sabios y de los comentaristas, nos encontramos con varias ideas que podrían aclarar esto:

En la palabra "mañana", en la solicitud de Esther, los sabios comentarios:
"No hay un mañana que es ahora, y un mañana que es tarde."
En otras palabras, Esther estaba pidiendo que el colgar a los 10 hijos de Aman, no se quedara como un episodio aislado en la historia, sino que se repitiera en el futuro, sin embargo tal petición no estaba en las manos de Asuero. Sólo Dios podría hacer y mantener esa promesa.

Un examen de las fuentes resuelve este problema, también. Según los sabios, cada vez que el rey Asuero se menciona por su nombre en el Libro de Esther, la referencia es a él, y cuando la palabra [hey-mem-lamed-kaph] - el Rey, supone de por sí, se refiere a Dios.

Esther no fue tanto dirigiéndose a su solicitud a Asuero, sino a Dios - que le concedió su petición:
Y mandó el rey que se hiciese así”.(Ester 9:14).
(Computorah, pp 99-100)
Si esta solicitud es para el futuro, así como para la época, ¿tiene esta profecía de Esther su cumplimiento? ¿El registro de historia os dice que otros 10 "hijos de Aman", fueron ahorcados después de tratar de exterminar al pueblo judío?
Sí, la historia y la Biblia verificar los códigos del cumplimiento de esta profecía increíble!
En Ester 3:1, se nos dice que Amán es un descendiente de Agag. Agag era el rey de los amalecitas (1 Sam. 15:8). Por lo tanto, Amán y sus hijos eran amalecitas. El rabino Elías Salomón, un prominente rabino lituano del siglo 18 conocido como "el grande de Vilna", sostuvo la tradición de que la nación alemana era descendiente de Amalec.
Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis en Alemania trataron de borrar la raza judía de la faz de la tierra. Seis millones de Judíos fueron asesinados por los alemanes. Tras el final de la guerra, los líderes supervivientes nazis fueron juzgados en Núremberg para este y otros crímenes de guerra. Estos ensayos se iniciaron el 20 de noviembre de 1945, para 22 líderes nazis alemanes.
El 1 de octubre de 1946, 12 de los acusados ​​alemanes fueron condenados a muerte en la horca por su participación en las atrocidades cometidas contra los Judíos y otros. Uno de los condenados era Martin Bormann, quien fue condenado en ausencia. Un segundo fue Hermann Goering, quien se suicidó en su celda pocas horas antes de las ejecuciones tomando veneno cianuro. Los otros 10 alemanes fueron ahorcados hasta la muerte el 16 de octubre de 1946.
Dr. Moshe Katz revela cierta información increíble acerca de este evento:
. . . Dado que el ensayo fue realizado por un tribunal militar, la condena debería haber sido la muerte por fusilamiento o la silla eléctrica, tal como se practica en los EE.UU. Sin embargo, el tribunal específicamente establecido colgarlos, exactamente como en la solicitud original de Esther:
"... Que los diez hijos de Amán vayan a la horca."
Aunque pueden persistir dudas acerca de la conexión entre el Libro de Ester y los criminales de guerra nazis, al condenado Julius Streicher ciertamente no tenía ninguna.
A través de una idea, Streicher parece haber captado este enlace para Purín, como lo revela su grito final, con la soga al cuello, unos pocos segundos antes de ser ahorcado.
. . . Con ardiente odio en sus ojos, Streicher miró a los testigos y gritó: "¡Purín Fest 1946" (Computorah, pp 104-106)
Estos tapices se llevaron a cabo el 16 de octubre de 1946. En el calendario judío, 16 de octubre de 1946, correspondió al 21 de Tishri, 5707. Esta fecha fue el último día de la fiesta judía de Sucot, el día llamado Hoshaná Rabá. Los Judíos creen que este día representa la hora cuando los veredictos del juicio de Dios serán sellados.
En el mismo pasaje de la Escritura donde se registra la petición profética de Esther, podemos encontrar la fecha de ejecución futura de estos descendientes de Amán, tanto en el texto codificado en superficie y en su interior. En primer lugar, echemos un vistazo a cómo la fecha se puede encontrar en el texto superficie.
Sabios judíos siempre han creído y enseñado que cada variación de la superficie del texto, ya sea el tamaño de las letras en sí o una variante ortográfica de una palabra, tiene un significado específico. En algunos casos, ese significado es un misterio. Pero en el caso de la profecía de Esther con respecto al ahorcamiento de 10 hijos de Amán, la historia ha desvelado finalmente lo que estaba claramente allí para ver por 2.300 años.
En Ester 9:7-9, encontramos una lista de los 10 hijos de Aman que fueron asesinados por los Judíos. A continuación se muestra el texto hebreo de estos versículos, tal y como aparece en el Tanaj. Recuerde, el hebreo se lee de derecha a izquierda.

Como se puede ver, los nombres aparecen uno encima del otro en el texto. Acerca de este formato extraño, el comentario Soncino dice:
7-9. El Masora prescribe que los nombres de los diez hijos de Amán sean escritos en una columna perpendicular en el lado derecho de la página, con la vav, es decir, y, en el lado izquierdo. Esto se deriva probablemente de la tradición de que los diez hijos fueron colgados en una horca alta, uno encima del otro. . . . (El Megilloth Five, p. 179)
Sin embargo, puede haber otra razón para que estos nombres se enumeran uno encima del otro. Como se puede ver al mirar la lista de nombres, cuatro letras (el tav en el nombre, la shin y tav en el séptimo nombre y la zain en el décimo nombre) aparecen más pequeñas que las otras letras.
Comenzando en la parte superior del paso, que he destacado tres de estas cuatro letras pequeñas en rojo. En el idioma hebreo, las letras también pueden representar los números. Tav tiene un valor numérico de 400, shin un valor numérico de 300, y la zain un valor numérico de 7. La tav, la shin y zain, sumadas desde la parte superior a la inferior, representan el número 707.
Utilizando el método judío de años de grabación, el número 707 puede representar el año 5707 en el calendario judío. Webster NewWorld Diccionario hebreo dice: "En la práctica ... los miles se omiten y el año judío se refiere al citar, en símbolos numéricos, la cifra de las centenas abajo" (p. xxiv, Introducción, El Calendario Judío).
Como puede observarse, 5707 en el calendario judío fue el año en que los 10 criminales de guerra nazis fueron ahorcados por su crimen de intentar erradicar al pueblo judío. Por siglos los Judíos que leyeron el libro de Ester tenía la fecha futura para el cumplimiento de su profecía allí a la vista, pero no pudo ser descifrado hasta que el evento realmente ocurrió!
El significado de la cuarta pequeña letra, la tav en el séptimo nombre, es aún desconocido. Tal vez podría significar "el fin" de los hijos de Amán, ya que tav es la última letra del alfabeto hebreo.
En los últimos años, la información histórica que se ha descubierto codificado en el texto hebreo del Antiguo Testamento usando un método llamado secuenciación carta equidistantes (ELS). Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con este procedimiento, un buen artículo de introducción por el Dr. Jeffrey B. Satinover explica los códigos Biblicos (Autoría Divina?) Apareció en octubre de 1995 en la Revista Bible review.

Usando los códigos metodología de la biblia ELS para descubrir códigos ocultos en el capítulo 9 de Esther, podemos encontrar otro descubrimiento sorprendente. El día y el mes de la ejecución de los alemanes "hijos de Aman" se codifica y se oculta en el texto, como se muestra a continuación!

21 Tishri
(Letras blancas sobre fondo rojo)
La fecha judía "21 Tishri" (kaph-alef-tau-shin-resh-yod) se codifica en una ELS de 216, a partir de Ester 9:12 y terminando en Ester 9:27. Esta es la fecha en la que los 10 criminales de guerra nazis fueron ahorcados. Estadísticamente, las probabilidades de que esta fecha se producen en este pasaje por azar son menos de uno de cada 1 millón!

5707
(Letras azules en azul claro)
Correr en diagonal a través de "Tishri 21" es el año judío "5707" (tav-shin-zain), que corresponde a 1946. Este año se encuentra en una ELS de 442, a partir de Esther 9:15 y terminando en Ester 9:27. Comparte la shin con "Tishri".

NAZI
(Letras blancas sobre negro)
Comenzando por debajo "ahorcado", la transliteración hebrea de nazi (nun-aleph-Tsadi-yod) ocurre. Esta palabra se encuentra en una ELS de -650, a partir de Esther 9:19 y terminando en Ester 8:9.

COLGADO
(Letras amarillas en verde oscuro)
En la parte superior izquierda de la matriz, de forma vertical, la palabra hebrea "colgado" (tav-lamed-vav-yod) aparece en una ELS de 432. Se inicia en Ester 8:6 y termina en Ester 9:3.

Amalecita
(Letras amarillas sobre negro)
Cruzando el fondo de "21 Tishri" es la palabra hebrea para "amalecita" (ayin-mem-lamed-koph-yod). Esta palabra se encuentra en una ELS de -7, a partir de Esther 9:27 y terminando en Ester 9:26. Según la tradición judía, la nación de Alemania se cree que descienden de los amalecitas (Ex. bíblicos 17:8).

ARIA
cartas de color púrpura en amarillo)
Justo encima de la parte superior de "21 Tishri" es la palabra hebrea "aria" (aleph-resh-yod). Aparece en una ELS de 1 de cada Ester 9:8. Objetivo de Hitler en la erradicación de los Judíos era tener una pura raza aria.

AMAN
(Letras blancas sobre azul)
En la parte superior de la matriz, en una ELS de 1, el nombre "Aman" (hey-mem-nun) aparece en Ester 8:3.

DIEZ
letras negras sobre fondo azul claro)
Debajo de "amán", la palabra hebrea "diez" (ayin-shin-hey-resh) aparece en una ELS de 1 en Esther 8:12.

HIJOS
(Letras blancas sobre marrón)
Debajo de "diez", en una ELS de 20, la palabra hebrea "hijos" (beth-nun-yod) aparece. Se inicia en Ester 8:15 y termina en Ester 8:16.
La información en el texto superficie, así como la codificada por debajo del texto aparente, es increíble! Sólo Dios, en su infinito poder, pudo haber inspirado estas cosas para ser registradas en el libro de Ester y luego hacer que se vienen a pasar más de dos milenios después. Sin embargo, Él nos dice que Él puede hacer esto en su Palabra.

ISAÍAS 46:9. . . Porque yo soy Dios, y no hay ningún otro, yo soy Dios, y no hay ninguno como yo, 10 que declaro el fin desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho, "Mi consejo permanecerá, y Voy a hacer todo lo que quiero "(NVI)

¡El eterno Dios es ciertamente impresionante!

 ¡Baruch Hashem!

MESIANICOS

Porque debemos celebrar las Fiestas de Dios!

ENTENDIENDO LAS FIESTAS

Las fiestas descritas en Levítico 23 fueron dadas por Dios para que su pueblo pudiera conocer acerca de la venida del Mesías, y el rol que el Mesías jugaría en la redención y restauración divina tanto del hombre como de la tierra, luego de la caída del hombre en el jardín del Edén.

El apóstol Pablo escribió a los creyentes gentiles en Colosas diciendo que las fiestas del Señor, la luna nueva y el Shabat eran una sombra de las cosas por venir para enseñarnos acerca del Mesías (Colosenses 2:16-17). Yeshua (el nombre hebreo de Jesús, que significa “salvación”) era la sustancia o el cumplimiento del gran plan que Dios reveló en estas importantes.

Restauración de las fiestas del Señor

Restauración de las fiestas del Señor

Sabemos mucho de las fiestas paganas y poco de las fiestas del Señor

Hay una realidad que es irrefutable, en Venezuela el pueblo de Dios, sabe más acerca de las fiestas paganas como El “día de la amistad y el amor” (día de san Valentín) día de la madre, del Padre etc.(la Biblia da “honrar a tus Padres, y es siempre, aunque el mundo no cristiano lo pone un solo día) etc. y hasta muchos de nosotros las celebramos, pensando que esto no desagrada al Señor. Hemos tenido la oportunidad de ver, como en algunos templos evangélicos en tiempos de la fiesta pagana de navidad, estos son adornados. Esto para algunos puede parecer normal, pero no es el diseño de Dios para su pueblo, porque el Señor tiene sus propias fiestas ¿las fiestas como la pascua y pentecostés son costumbres y tradiciones de los judíos o son fiestas del Señor para su pueblo? ¿Por qué cuando el Señor habla de las fiestas, dice mis fiestas? Ezequiel 44:24. Estas fiestas fueron enseñadas por Dios a Israel en el desierto Deuteronomio 16:16-17 y el pueblo de Dios estaba obligado a celebrarlas porque eran estatutos de ley obligatorio y cumplimiento ¿Por qué celebrar fiestas paganas y no las de nuestro Dios?

Las fiestas paganas enfatizan y refuerzan el paganismo, la idolatría, el alcoholismo, la fornicación, el adulterio, la brujería, la práctica del pecado en la nación (aún en la misma iglesia de Dios), porque son tiempos cuando muchos creyentes se apartan por unos días para participar con los amantes del mundo y de los asuntos del mundo Santiago 4:4.

¿Es cierto que las fiestas santas de Dios sólo eran válidas para la antigua Israel y que hoy en día no debemos celebrarlas porque están abolidas en el Nuevo Testamento?

Sin duda alguna, ¡las fiestas santas de Dios están siendo atacadas! En nuestros tiempos modernos los seres humanos han aceptado la falsa idea de que las fiestas que Dios dio a su pueblo para adorarlo han sido abolidas. ¿Es correcto aceptar lo que otras personas afirman sin fundamento bíblico?

La mayoría de las personas nunca han escuchado acerca de las fiestas santas que Dios mismo instituyó para su verdadera iglesia. Las fiestas de la Pascua, Panes Sin Levadura, Día de Pentecostés, Día de Trompeas, Día de Expiación, Fiesta de Tabernáculos y el Último Gran Día, generalmente no son consideradas fiestas sagradas de Dios, sino festivales extraños, mandamientos del Antiguo Testamento que han sido abolidos o “fiestas de los judíos”. Pero, ¿qué es lo que Dios dice? Porque después de todo, es a Él a quien estamos tratando de agradar celebrando fiestas religiosas, ¿no es cierto? ¿No le parece importante saber qué es lo que Dios piensa al respecto?

Por siglos, tanto el sábado como el resto de las fiestas de Dios (sábados anuales) han sido criticados y atacados; han sido negados e ignorados, porque casi todo el mundo celebra “otras” fiestas, “otras” tradiciones humanas de los pueblos y países en que vivimos que parecen ser más divertidas y son aceptadas por los demás. Pero, ¿no le parece que este asunto merece un estudio bíblico cuidadoso?

¿Acaso existen pruebas en la Biblia que nos ayuden a descubrir la verdad? La respuesta es ¡Sí! Rotunda y enfáticamente ¡SÍ! Tanto nuestro Señor Jesucristo como los apóstoles y los primeros cristianos celebraron y guardaron celosamente las fiestas mencionadas en el capítulo 23 del libro de Levítico. Leámoslo cuidadosamente:

“Habló el Eterno a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes del Eterno, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas: Seis días se trabajará, más el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es del Eterno en dondequiera que habitéis” (Levítico 23:1-3).

Lo primero que puede observarse las fiestas es del Eterno. No son fiestas de los judíos, de los cristianos ni de ninguna otra persona o grupo religioso, sino del Eterno. También vemos que son convocaciones santas y solemnes. La Biblia nos dice que son días de reposo y que en ellos no se trabaja porque son del Eterno, en dondequiera que habitemos.

Luego el libro enumera las fiestas santas de Dios: “Estas son las fiestas solemnes del Eterno, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos” (Levítico 23:4).

No debe sorprendernos que quienes profesan ser “cristianos” no conocen ni celebran estas fiestas sino otras muy diferentes que no son bíblicas, las cuales ellos suponen erróneamente que agradan a Dios. La razón por la cual la gran mayoría no celebra las fiestas santas de Dios es porque desde el primer siglo, cuando comenzó la Iglesia de Dios, hubo un gran ataque tanto contra el sábado como contra el resto de las fiestas santas. Aun el apóstol Pablo, al escribirle a la Iglesia de Dios que estaba en Galacia, les dice lo siguiente:

“Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo” (Galatas 1:6-7).

Vemos como menos de veinte años después de la muerte de Jesús la verdadera Iglesia de Dios ya estaba siendo atacada. Es curioso ver también que las cartas del apóstol Pablo, especialmente la epístola de Gálatas, son usadas precisamente para atacar el sábado y las fiestas santas de Dios diciendo que fueron abolidas por Jesucristo. ¡El ataque será siempre contra la verdad!

Generalmente la persecución se presenta por ser diferentes, no iguales a los demás. Jesucristo y los apóstoles hablaron de cosas distintas a las que comúnmente eran aceptadas. Al final del primer siglo y tan sólo unos diez años después de la muerte del último discípulo de Jesús, el apóstol Juan, Ignacio de Antioquía escribió lo siguiente: “Si seguimos viviendo de acuerdo con el judaísmo hasta el día de hoy, entonces estamos reconociendo que no hemos recibido la gracia” (Los primeros padres cristianos, p. 43).

Sesenta años después de la muerte de Jesucristo ya casi se había perdido la verdad acerca del cuarto mandamiento: la observancia del sábado y las fiestas santas de Dios.

En los años 90’s d.C. el obispo de Roma, Víctor I, amenazó con excomulgar a muchas personas de la iglesia que vivían en Asia Menor si seguían celebrando la Pascua. En el año 154 hubo una importante discusión entre Policarpo de Esmirna (discípulo de Juan) y el obispo de Roma sobre si debían celebrar la Pascua del 14 de Nisán o el Domingo de Resurrección. El obispo de Roma argumentaba que, debido a que Cristo resucitó en domingo (según su creencia), se debía conmemorar el domingo de resurrección en vez de la Pascua anual. Esta famosa discusión es conocida en la historia como “La controversia cuarto decimal”. El resultado fue el comienzo de una terrible persecución contra los verdaderos cristianos que conservaban la verdad acerca del sábado y las fiestas santas de Dios.

Muchas personas confían ciegamente en sus dirigentes religiosos sin cuestionar lo que enseñan. Sin embargo, la Biblia nos advierte que existen falsos apóstoles y maestros fraudulentos. El apóstol Pablo escribe: “Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras” (2 Corintios 11:13-15).

Jesucristo mismo dijo: “No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21). Unos versículos atrás también nos advierten: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?” (Mateo 7:15-16).

Así que, no debemos confiar en lo que se nos dice, a menos que primero lo corroboremos en la Palabra de Dios.

Las fiestas en el Nuevo Testamento

Jesucristo mismo celebró las fiestas de Dios desde su niñez, tal como lo leemos en Lucas 2:41-42: “Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua; y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta”.

Jesucristo celebró con sus padres cada año la Pascua y los siete días de Panes Sin Levadura que le siguen, según era su costumbre. La fiesta de los días de Panes Sin Levadura representa, entre otras cosas, la salida del pecado tal como Israel salió de Egipto.

Algunos escépticos, tratando de justificar su negativa a celebrar esta importante fiesta de Dios, dicen que Jesucristo celebró esta fiesta cuando era niño pero que fue abolida durante su ministerio. Pero, ¿es esto cierto? ¿Puede esta afirmación pasar la prueba de la verdad? Pasémosla por la prueba del ácido y veamos qué sucede. Leamos lo que dice la Palabra viva e inspirada del Dios Creador del universo:

“Estaba cerca la fiesta de los panes sin levadura, que se llama la pascua. Y los principales sacerdotes y los escribas buscaban cómo matarle; porque temían al pueblo… Llegó el día de los panes sin levadura, en el cual era necesario sacrificar el cordero de la pascua. Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparadnos la pascua para que la comamos” (Lucas 22:1-8).

Jesucristo no sólo observó la Pascua el 14 de Nisán (primer mes del calendario hebreo), sino que les instruyó a sus discípulos a seguir haciéndolo de igual forma hasta que Él mismo vuelva a celebrarla con ellos; esto significa que la Pascua se seguirá celebrando en el Reino de Dios cuando Jesucristo regrese (Lucas 22:14-16).

Lea Lucas 22, Juan 13, Marcos 14 y Mateo 26 detenidamente y notará que las instrucciones no son celebrar fiestas y tradiciones como el domingo de resurrección, el miércoles de ceniza o la cuaresma, ni la mundana celebración que se conoce como el carnaval o “festival de la carne”. Todas estas cosas caen precisamente en la época de la Pascua, pero la Biblia nos enseña que en esa época debemos celebrar las “santas convocaciones de las fiestas de Dios”: la Pascua y la fiesta de Panes Sin Levadura (Levítico 23).

La fiesta del Día de Trompetas no se nombra específicamente en el Nuevo Testamento. Sin embargo en varios pasajes se menciona el tema del día: el toque de trompetas como presagio del retorno de Cristo y la resurrección de los justos.

El libro de Juan también narra con cuidadoso e innegable detalle otra de las fiestas santas de Dios que Jesucristo guardó—la Fiesta de los Tabernáculos.

“Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos… En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado” (Juan 7:2, 37-39).

Es necesario establecer el fundamento de que Jesucristo mismo observó y enseñó que las fiestas de Dios deben celebrarse. Esto es lo que les enseñó a sus discípulos y también a nosotros a través de su ejemplo.

En Mateo 28:1 vemos cómo después de la muerte de Jesús, María Magdalena y la otra María seguían guardando el sábado como día de reposo. En el versículo 19 del mismo capítulo 28 Cristo mismo, después de resucitar, les ordena a los apóstoles ir y hacer discípulos bautizándolos y enseñándoles que guarden todas las cosas que les había mandado, y además les dijo que estaría con ellos mientras que lo hacían.

¿Acaso podemos negar que Jesucristo nos enseña a celebrar la Pascua, los días de Panes Sin Levadura y la Fiesta de Tabernáculos? ¡Póngalo a prueba! ¡Búsquelo en su propia Biblia! Busque y encontrará que la navidad, el día de muertos, el miércoles de ceniza, el viernes santo, el domingo de resurrección y tantas otras festividades que la gente celebra por tradición no se encuentran en la Biblia. Increíble ¿verdad? ¡Increíble, pero cierto!

Jesucristo mismo dijo que se le podía honrar en vano. “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mateo 15:7).

¿Está usted honrando a su Salvador en vano?

Pablo y la necesidad de celebrar las fiestas de Dios

Es obvio que Pablo observó y enseñó acerca de las fiestas santas de Dios. Si no fuese así no tendría ningún sentido escribir lo que de él leemos: “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad” (1 Corintios 5:6-8).

Si la iglesia de Corinto no estaba celebrando las fiestas santas de Dios lo que Pablo dijo de “celebrar la fiesta (sin la vieja levadura, que representa el pecado) con panes sin levadura” no tendría ningún sentido. Esto es una clara indicación de que la fiesta de Panes Sin Levadura estaba siendo guardada en el Nuevo Testamento y que Pablo enseñaba que debía celebrarse. Si no es así, ¿qué otro posible significado puede tener esta escritura?

Leemos que Pablo escribe: “Es necesario que en todo caso yo guarde en Jerusalén la fiesta que viene” (Hechos 18:21). Algunos teólogos han dicho que es probable que esta escritura se refiera a la Fiesta de Tabernáculos del año 52 d.C., aunque algunos difieren en el año. Lucas también hace alusión a la fiesta del Día de Expiación: “Habiendo pasado mucho tiempo, y siendo ya peligrosa la navegación, por haber pasado ya el ayuno, Pablo les amonestaba” (Hechos 27: 9).

Leemos en 1 Corintios 11:1 que Pablo nos instruye a seguir su ejemplo e imitarlo en la medida que él imita a Cristo. Sabemos que Pablo fue judío y un estricto fariseo antes de su conversión, pero también que aun después de su encuentro con Cristo en el camino a Damasco, Pablo conservó la tradición y las enseñanzas de sus padres: las del Antiguo Testamento.

Los siguientes pasajes no nos dejan duda del celo de Pablo al observar las enseñanzas de nuestro Dios y de Jesucristo: “Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas” (Hechos 24:14). “Ni contra la ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra César he pecado en nada” (Hechos 25:8).

A menudo, algunos maestros bíblicos equivocados utilizan Colosenses 2 para enseñar y justificar que la Biblia enseña que no es necesario guardar el cuarto mandamiento, “Acuérdate del sábado”, ni observar las fiestas santas de Dios. El apóstol Pablo escribió: “Nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir…” (Colosenses 2:16-17). ¿Qué es lo que realmente dice este pasaje y cuál es la razón de que con tanta frecuencia sea malinterpretado?

El libro de Colosenses fue escrito precisamente a una iglesia gentil; Pablo estaba atacando una herejía local. Está dirigido a personas que antes de su conversión no fueron ni judíos ni cristianos sino idólatras e incrédulos, y algunos falsos maestros estaban enseñando una filosofía religiosa de conceptos mezclados de judaísmo y paganismo. Basaban sus enseñanzas en tradiciones y rudimentos humanos, no en la Palabra de Dios.

¿Es correcto usar algunas escrituras fuera de contexto? ¿Aislar las escrituras? ¿Interpretarlas fuera del marco ético para justificar su desobediencia?

Los ejemplos de Jesús y sus discípulos nos confirman que ellos guardaban tanto el sábado como las fiestas santas de Dios. A través del libro de los Hechos (escrito por Lucas, quien no era judío), el sábado y las fiestas santas de Dios se mencionan como parte de las celebraciones de la iglesia primitiva del primer siglo. La iglesia tenía la costumbre de celebrar y enseñar la necesidad de guardarlas (Hechos 13:14, 42, 44; 16:13; 17:2; 18:4, 21; 20:6, 16; 27:9).

Jesucristo, los apóstoles y el pueblo de Dios guardaron el sábado y las fiestas santas tal como Dios nos lo ordena. En todo ello vemos la relación directa que existe entre el mensaje de Cristo con respecto al Reino de Dios y el significado de las fiestas. Las fiestas nos muestran lo que Dios está haciendo ahora y revelan su maravilloso plan para usted y para toda la humanidad. Representan la relación que existe entre el propósito de su existencia y la misión de Cristo. ¿No cree que vale la pena tomar en serio este tema y comprobar en su propia Biblia la validez de estas fiestas hoy? ¡La recompensa será increíblemente gratificante! ¡Vida eterna en el Reino de Dios!

++ FIESTA DE PURIM

Nota: Lo siguiente es una ilustración de cómo es concebida la festividad de Purim entre nuestros hermanos judíos con referencia a como se ha hecho costumbre celebrar esta victoria de Israel contra su aniquilación. (La historia de esta fiesta se encuentra en el libro de Ester -meguilat Esther-).

Antes de Pésaj (Pascua) viene Purim, una fiesta establecida por los jueces de Israel para santificar la gran victoria que el Eterno concedió a Israel en la tierra de los caldeos, durante el reino de los medos y los persas.

Purim, aunque no es una fiesta mayor por no haber sido dada originariamente por medio de Moshé, reviste una importancia histórica muy grande pues revela la manera cómo el Eterno puede cambiar el curso de la historia cuando encuentra hombres y mujeres que se ponen en la brecha y buscan su rostro y oran y afligen sus almas como ordenó Esther y Mardoqueo en sus días.

Hay varias cosas que debemos recordar para estos días de Purim:

A. Ayuno de Ester

Primero, el Ayuno de Ester, el día 13 del décimo mes desde la salida del sol hasta su ocaso. Es un día de trabajo aquí en el exilio, pero cada cual hará todo lo posible por dedicarse el máximo del tiempo posible a la oración y el ayuno.

¿Cuál es el propósito de este Ayuno de Ester? Que el Eterno, por los méritos de Mashiaj, cambie, destruya y elimine todo decreto maligno levantado contra nuestro pueblo Israel, nuestra santa ciudad, Yerushalayim, nuestras comunidades, nuestras familias, nuestros líderes, nuestros niños.

Tal vez no puedas descansar de tus labores debido al factor Galut donde nos encontramos, pero harás lo mejor posible, lo que mejor esté en tus manos para dedicar el decimotercer día de Vedar a la oración y el ayuno.

B. Lecturas

Las Lecturas Apropiadas para el servicio del Bet Keneset, recordando las aliyot y las lecturas respectivas.

C. Celebración

El 14 y el 15 del mes duodécimo, que corresponde al 21 y 22 de marzo (en el año 2008) del calendario secular, es Purim para nosotros en el exilio.

Es un tiempo para intercambiar regalos, cenas, danzas, de celebración en los hogares, de invitados a nuestras casas, de ropas nuevas para nuestros hijos y esposas. Para destacar la fidelidad del Eterno, Su gran amor y misericordia y cómo él va cumpliendo Su propósito con nuestro pueblo. Es un tiempo para que nuestros niños y jóvenes tomen un personaje bíblico y lo caractericen: Moshé, Aarón, Yohoshua, David, Yirmiyahu, Eliyahu, Yesiyahu, Yezquiel, Shaul, Ezra, etc.

Las mujeres pueden caracterizar a Sarah, Rahel, Rivkah, Lea, Nahomi, Ruth, Hulda, Miriam, Yojeved, Dina, etc. Se seleccionan algunos hermanos para que expliquen por qué han seleccionado esos personajes y par dejar algunas palabras de exhortación y desafío por medio del ejemplo de la vida de estos hijos de Israel.

Que haya abundancia de pan y fruto de la vid, y danza y expectación y gozo. Por supuesto, evitando la falsa enseñanza que hay que beber hasta emborracharse y no saber distinguir entre Mardoqueo y Hamán.

D. Los Niños

Esta fiesta es una magnífica ocasión para enseñar a nuestros niños las grandes lecciones de nuestra religión: la fe inquebrantable de nuestros profetas y de nuestros mayores, cómo el Eterno escucha la oración y responde a nuestro ruego. Cuán importante es el ayuno en días de crisis como una herramienta para abrir nuestra capacidad de fe para ver los milagros de HaShem en nuestras vidas. Cómo el Eterno interviene en los momentos más críticos y transforma una aparente situación de aniquilación total en un banquete de gozo y gratitud.

E. La Redención del Mundo

Purim no es solamente un tiempo de celebración para nosotros como pueblo, es también una ocasión para que muchos que no tienen nuestra fe ni pactos ni promesas, ni esperanza, puedan disfrutarla. Recuerden cuántos medas y persas, al ver las cosas que el Eterno hizo por y en medio de nuestro cautiverio, llegaron a la convicción que el Elohim de Israel era el verdadero Elohim y muchos, muchísimos se convertían de sus malos caminos, abandonaban la idolatría y se hacían prosélitos.

Esto nos enseña que donde quiera que el Eterno mueve su mano con nuestro pueblo, una gran bendición alcanza también al mundo. Esto es así porque somos la nación sacerdotal, somos un reino de reyes y sacerdotes y gente santa con una misión específica: ser luz de HaShem para el mundo. Por tanto, debemos aprovechar estos días de Purim para invitar a tantos no judíos como podamos para que a ellos también, por los méritos de Mashíaj, les sean concedidos el gozo y el honor de ser llamados hijos de Elohim, y coherederos de la promesa, juntamente con nuestro pueblo Israel.

F. Cosas para Recordar en Purim

El medio Shekel - Majatsit Hashékel: En la época del Bet Hamikdash, cada persona de Israel debía traer Majatsit Hashékel (mitad de una moneda que pesaba 19,20 gramos de plata), para adquirir con este dinero los Korbanot (animales para sacrificar). Hoy también se acostumbra donar el dinero correspondiente al valor de 9,60 gramos de plata (Majatsit Hashékel) antes de Purim para los necesitados. (Shulján Aruj, Ramá 694:1; Kaf Hajaim 20).

G. Guardando la Fiesta

1. Lectura del Rollo de Esther (Meguilát Ester): Se debe prestar suma atención a la lectura de la Meguilá, dado que si se ignora una frase, se salta un renglón e incluso se deja tan solo de oír una palabra, no se cumple con la obligación de la Meguilá (Vea Berurá 690, Mishnáh 5). Es importante entonces prestar atención a cada palabra y a cada frase y recibir la bendición que viene por el oír la palabra, esto es la fe, como ha sido dicho: "Así la fe viene por el oír y por el oír la Palabra de Elohim".

Las mujeres al igual que los hombres tienen la obligación de leer o escuchar la Meguilá el día de Purim, una vez a la noche y otra vez por la mañana. En caso de que el esposo haya leído o escuchado la Meguilá en el Bet Keneset, y la reitera en su casa para que la escuche su esposa, no está obligado a recibir las bendiciones previas que se hicieron en la comunidad, para no dar a la casa el status o nivel de Bet Keneset. (Vea Shulján Aruj – Sobre Purim).

2. Envío de Comida (Mishlóaj Manot): Se acostumbra en las comunidades compartir la comida, al menos una comida caliente a una persona que lo necesite. Se invita a alguien a casa a comerla, se cumple la mitzvah.

3. Envío de Regalos a los Pobres (Matanot Laebionim): En Purim, enviamos alimentos, regalos y tzedaká a los pobres. También la bendición de la Torah. Seleccione dos personas o familias pobres de la comunidad y envíele algún regalo o dinero en efectivo o un bono con el cual puedan comprar algo. Pero hágalo dignamente, con privacidad, sin ofender al que recibe no sea que el Eterno, para que aprendas la lección, te coloque en necesidad para que aprendas que es mejor dar que recibir."No sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha".

Debes dar generosamente, sin verificar si el receptor lo usará bien o mal, si lo tomará apropiadamente o inapropiadamente. Al que te pida, dale. En Purim, es ocasión oportuna para expresar al Eterno nuestra gratitud por cambiar un mal decreto en una bendición, un río de lágrimas en fuente de gozo, un lamento en danza.

4. Banqueje de Gratitud (Seudat Purim): La cuarta Mitsvá especial que se deben realizar en Purim es el Banquete de Gratitud, para agradecer al Eterno la preservación de la simiente de David que estaba en peligro de extinción por el nefasto decreto de Hamán. Cada familia deberá realizar el mejor banquete posible, según el Eterno le haya bendecido. Varias familias pueden unirse para la ocasión.

5. Bebidas Alcohólicas: Están prohibidas en nuestra Movimiento. Es una falsa halajah, venida de la Casa de Shamai, que para festejar la salvación del pueblo de Israel uno debe beber bebidas alcohólicas a tal grado de intoxicarse y no saber distinguir entre Haman y Mardoqueo. (Ramá 695:1; Kaf Hajaim 695:4). Este decreto es contrario a la Toráh y no deberá ser seguido en nuestras comunidades. "No os embriaguéis con vino en lo cual hay disolución, antes bien, sed llenos de la Ruaj Hakodesh".

De esta Mishnáh aprendemos que cuando nos llenamos de vino y bebidas alcohólicas, entramos en el camino de la disolución; pero cuando nos llenamos del espíritu de Mashiaj, entramos en el camino de la prudencia, el decoro, el buen nombre, lo honesto, lo digno, lo sobrio, lo medido, lo que tiene dominio propio. Recordad que todo nos es lícito, pero no todo conviene ni todo edifica. Quitemos esta mala halajah de nuestro pueblo Israel. Nosotros tenemos una comida y una bebida que no conocen todavía los que continúan ignorando a nuestro Mashíaj, Sus Emisarios y Sus Decretos, que son Mishnáh en nuestras comunidades. Se recomienda que la comida de Purim tenga lugar a la luz del día aunque el tiempo de celebración puede extenderse hasta más allá de la caída de la noche.

6. Liturgia: Es costumbre confesar Amidah, excluyendo la maldición contra los minim, que incluyó una falsa acusación contra los talmidim de nuestro Rebe, por la influencia del Concilio de Yavneh, luego de la destrucción del Templo en el 70 d.M. Se recomienda incluir la Amidá LeMashiaj como fue registrado por Matiyahu 6.

Si hay el quórum apropiado, confesar el Birkat Hamazón aun cuando haya llegado la noche, pues por Eruv, es considerado una extensión.

7. Caracterizaciones (Disfraces): Deberán ser de personajes bíblicos que inspiren el temor a HaShem, el servicio, la integridad, la fe, las buenas obras, la piedad y la vida de santidad. Cada uno tendrá luego la ocasión de explicar por qué ha recreado ese personaje y qué debemos evitar de él y qué imitar. Disfraces de personajes mundanos o seculares, están prohibidos. No deje que sus niños o sus nietos se vistan de Batman o Superman, sino de Moshé, de Avraham, de David, de nuestros jueces y profetas de verdad. Es a ellos a quienes debemos imitar.

H. Berajot -Bendiciones
  • Baruj atá Adonai Elohenu Melej haolam asher kideshanu bemitzvotav vetzivanu al mikrá Meguilá.

    (Bendito eres Tú, Soberano nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con Tus preceptos y nos encomendaste la lectura de la Meguilá)
  • Baruj atá Adonai Elohenu melej Haolam sheasá nisim la Avootenu vaiamim hahem vezeman hazé.
    (Bendito eres Tú, Soberano nuestro, Rey del Universo, que obraste milagros para nuestros padres en aquel tiempo, en esta época)
  • Baruj atá Adonai Elohenu melej Haolam shehejianu vekiemanu vehigianu lazman hazé.
    (Bendito eres Tú, Soberano nuestro, Rey del Universo, que nos preservaste la vida, nos conservaste y nos permitiste llegar a este tiempo)
Luego de la Lectura se confiesa:
  • Baruj atá Adonai Elohenu melej Haolam arab et ribenu veadan et dinenu veanokem et nikmatenu veam el shalem guemul lejol oiebe nafshenu, veanifrá lanu mitzarenu. Baruj atá Adonai anifra leamo Israel mikol tzarehem, a-el amoshiá.
    (Bendito eres Tú, Soberano nuestro, Rey del Universo, que defiendes nuestra causa, juzgas nuestro juicio, te vengas por nosotros, pagas su merecido a todos los enemigos de nuestras almas y te cobras de nuestros adversarios. Bendito eres Tú, oh Eterno, nuestro Soberano, nuestro Salvador, que castiga a los enemigos de Tu pueblo Israel)
E inmediatamente, se dice tres veces...
  • Ozav Hamán, Baruj Mordejai, ozevet zeresh, Berujá Esther, ozevim Arshaim , Berujim Kol Israel, vegam Jarvona zajur letov.
    (Quitado sea Hamán; Bendito sea Mordejai; dejada Zeresh; Bendita Esther. Quitados sean todos los malvados. Bendito sea todo Israel; y también Jarvoná sea recordado para bien)
I. Los Personajes en el Rollo

Los principales hombres y mujeres de la Meguilá son los siguientes:

Ajashverosh: Rey de 127 provincias que gobernaba desde Susa (Shushán), una importante ciudad persa. Ajashverosh impidió que los judíos reconstruyeran la ciudad de Jerusalem. Este rey no provenía de ninguna familia real; por el contrario, había sido guardador de la caballeriza real.

La Reina Vasty: Hija del anterior rey Beltzazar, hijo a su vez de Nabonido. Vasty, siendo muy joven, cuando el palacio fue invadido por Ciro, pudo huir y evitar ser asesinada juntamente con su familia que pereció en la toma de la ciudad de Babilonia. Esta mujer era reconocida y admirada por su belleza. Bajo la influencia de la moralidad judía, prefirió ser quitada de la silla real antes de exponer su cuerpo a los ojos de los extraños. Según una antigua tradición, luego de ser depuesta de su posición real, hizo su conversión al Judaísmo.

Hamán: Ministro del rey Ajashverosh. Este hombre tenía un collar que contenía un símbolo que representada un demonio, su ídolo favorito. Para darle honor a su ídolo, obligaba que todos se inclinaran delante de él como su representante. La oposición de Mardoqueo no era por falta de respeto a su posición, sino por la idolatría que implicaba tal acto. Hamán se enfureció cuando Mordejai el Judío se opuso a hacerle reverencia a su dios, y ordenó construir una horca para colgar a Mordejai. Hamán también convenció al rey Ajashverosh de que los judíos eran malos para su reinado, y por lo tanto deberían ser borrados de su realidad.

Mordejai: Era un judío de la tribu de Benyamin. Esto significa que era hijo de mujer judía pero de padre benjamita. Su nombre original era Meir, pero luego se adaptó al persa como. Mordejai. Se opuso a hacerle reverencias a Haman así como ya lo había hecho con Eisav. Meir ben Ahor (Mordejai) era descendiente de Shaul, primer rey Judío, quien había perdido el trono años atrás. Meir fue un miembro del Bet Din (la corte rabínica) en Jerusalem hasta ser exiliado por Nabucodonosor. Se dice que conocía setenta idiomas, es decir, era muy versado en otras lenguas, de ahí su nombre que refleja cierto tipo de asimilación. Fue considerado un gran líder de su generación, aunque no alcanzó el status de profeta como Ezequiel o el don de la profecía como Daniel, sí fue considerado un Jajam y un buen juez y pastor de Israel.

Hadasa - Esther: Contrariamente a la opinión popular, Esther no era la sobrina de Mordejai, sino su prima, hija de un tío de Meir. Era huérfana y Mordejai la adoptó como hija y la crío en su casa y le dio un estudio muy especial en el Judaísmo, como es el caso con este tipo de adopciones, pues sería la mejor riqueza de la niña. Era esbelta, inteligente, educada y de hermoso rostro. Según la tradición, Hadasa tenía la belleza de Sarah, la humildad de Leah y la ternura en los ojos de Rahel. Esther fue elegida para ser la sucesora de Vasty. Ya como reina, si bien ocultaba su identidad como judía por miedo, nunca probó la comida trefa del palacio así como tampoco nunca violó las leyes del Shabat. Más adelante Esther tuvo que abandonar su secreto y contar al rey Ajashverosh sobre su verdadera identidad para poder salvar al pueblo judío que corría serios riesgos por las malas influencias que ejercía Hamán en la corte real. Ajashverosh tomó muy bien la noticia y además notó que Esther tenía sangre real heredada de Shaul el Rey y milagrosamente, el Eterno le dio un corazón a favor de los judíos por la influencia de su esposa, la judía héroe del libro, juntamente con su primo y padre adoptivo.

¡ Hag Purim Sameaj
Print Print | Sitemap
Jesucristo Vuelve! ¿estas listo?